Premios Escuelas Católicas

“Ser profesor de un centro católico es mi vocación” y “me gusta presumir de ser profesor de religión”. Son las palabras de Sergio Calleja, profesor de Maristas en Segovia, en el acto de entrega del premio de Escuelas Católicas de Castilla y León celebrado en La Inmaculada de Valladolid.

Sergio Calleja ha aprovechado la ocasión para “visibilizar la importancia” de la asignatura de religión que, en su opinión, “no goza de popularidad” pero, “impartida desde la libertad y el respeto”, es fundamental porque “ayuda a los alumnos a crecer, a conocerse, a dar sentido a su vida, a relacionarse con el Misterio, a navegar mar adentro”.

Los Premios Escuelas Católicas de Castilla y León, entregados hoy en el Colegio Marista La Inmaculada de Valladolid, tienen por objeto reconocer la labor de profesores y centros en la promoción de la educación y de los valores que representan a Escuelas Católicas.

Junto a Sergio Calleja del Colegio Nuestra Señora de Fuencisla en Segovia, han sido premiados Teresa Arija, del Colegio San Miguel de Roa de Duero y Josefa Olano del Colegio Vigen de la Peña de Bembibre. Además, se ha reconocido al Colegio de Madres Concepcionistas de Segovia, La Salle de Burgos y Pablo VI de Ávila por sus 125,75 y 50 años. La entrega de premios se ha completado con el reconocimiento oficial a Cáritas.

Más información.

Categoría: