Historia

  

Desde 1907, fecha de su primer colegio en el noroeste de España, en Lugo, los maristas deseaban establecerse en León. Dña. María Florencia Fernández Llamazares de Diego Pinillos en el convento de agustinas recoletas de la ciudad, Florencia de San Agustín, moría en 1916 y en su testamento hacía constar que sus bienes se destinaran a "fundar y sostener en esta ciudad capital preferentemente una escuela de niños pobres dirigida por hermanos maristas u otras órdenes dedicadas a este fin..." Y el señor obispo, don José Álvarez de Miranda, ofrece la dirección de la escuela a los maristas a quienes había conocido en Oviedo.
En una placa de la calle La Rúa, pueden hoy los leoneses leer la siguiente inscripción: "En esta casa se estableció el primer colegio marista". Era el 12 de septiembre de 1918 cuando los maristas fijaron su primera residencia en la casa nº 42, de la calle de Alfonso XII, hoy La Rúa. Casa alquilada. Vivirían los hermanos en extrema pobreza. De los muebles de la residencia y de la escuela se encargarían los hermanos carpinteros Préside y Clovis.
Quemando fechas la primera escuela abre sus puertas el 11 de noviembre en el Centro Católico Obrero. La demanda de plazas superó con creces la oferta. Fue un día como otro cualquiera. Sin ruido de tambores ni de trompetas. No fue así al año siguiente. La inauguración de la segunda escuela "La Serna", se hizo a bombo y platillo. Presidían el señor obispo y las autoridades. Intervino el alumno Victoriano Crémer. La prensa se hico eco del acontecimiento.
Dámaso Merino, 6, fue la segunda sede de la comunidad y del colegio. Y en aquel viejo caserón esperaron los hermanos años y años, tiempos mejores que no llegaban. Pero llegaron. El 12 de octubre de 1951, fiesta de Nª Sª del Pilar, 29 Hermanos tomaban posesión del nuevo colegio -San José- sito en Álvaro López Núñez. Frecuentaban entonces las aulas maristas 1.106 alumnos.

Un segundo colegio -COLEGIO CHAMPAGNAT- destinado a seminario y al servicio de familias del extrarradio de la ciudad, especialmente a los niños del Barrio de Cantamilanos, comienza su andadura en 1969.

Se inauguraba el colegio con 255 seminaristas y, al año siguiente, 33 externos iniciaban su andadura escolar en 1º de EGB. Hoy está cerrado el internado y alumnos /as de Educación Infantil, Primaria y de la ESO frecuentan sus aulas, en número de unos 228 lo cual facilita una educación personalizada, en un ambiente familiar y cercano.
Un grupo escultórico, el Padre Champagnat rodeado de niños, obra del artista José Planes, de reconocido prestigio y fama internacional, preside y anima desde el vestíbulo, la vida del colegio.
Todos los aspectos de una educación integral están contemplados en sus programas académicos, religiosos, culturales, deportivos- llevados a la práctica por un entusiasta cuadro de profesores con la eficaz colaboración de la Asociación de Madres y Padres.
Nota característica del colegio es su sincero leonesismo, especialmente puesto de relieve en la celebración del "Día de las Letras Leonesas", que ya va por su XXIX edición.
Es un homenaje a la Literatura Leonesa en la persona de sus escritores. Los protagonistas han sido figuras relevantes de la Literatura: Leopoldo Panero, González de Lama, Victoriano Crémer, Ricardo Gullón, Padre Isla, Antonio Pereira, Antonio Colinas, Elena Santiago, Luis Mateo Diez, Gamoneda, Julio Llamazares, José María Merino, Juan Pedro Aparicio, Eugenio de Nora, Raúl Guerra Garrido, Ramón Carnicer, Concha Casado, Juan Carlos Mestre, Agustín Delgado, Mª Fernanda Santiago Bolaños, Gaspar Moisés Gómez, Fermín Cabal Riera, Ángel Fierro del Valle, José Antonio Llamas y Carmen Busmayor. Los alumnos estudian su obra durante el curso y comparten sus experiencias con el autor en la jornada escolar que le dedican.
El colegio, abierto al mundo escolar leonés, organizó, desde 1994, la "Jornada Deportiva del Colegio Champagnat". Muchos colegios, con 42 equipos de baloncesto y fútbol sala, participaron desde la primera jornada.
Abierto también a los movimientos religiosos de la ciudad. Como ejemplos: La Asociación de Belenistas, Encuentros juveniles cristianos, movimiento MARCHA,…
En el programa de las fiestas organizadas por el colegio, junto a los actos religiosos y recreativos, cabe destacar la importancia reservada al arte y a la cultura: Exposiciones de pintura, las corales, los grupos musicales tuvieron siempre buen cartel en las fiestas colegiales. Y como siempre no faltaron los deportes, las funciones recreativas, el teatro, las sopas de ajo y el vino español.
Marcado carácter formativo tienen las visitas culturales y algunas excursiones que cada curso se organizan desde las clases o desde la junta directiva del AMPA.
Los campamentos en verano, la celebración de la Pascua Juvenil en Semana Santa favorecen la convivencia con jóvenes de otros colegios.
Merecen especial mención las "Marchas de la Solidaridad" con la finalidad de recaudar fondos destinados a la creación de obras sociales y culturales en diferentes países: Honduras, Ghana, Benín, Zambia,… llevadas a cabo por los Hermanos y jóvenes del "Voluntariado".

Este es el Colegio Champagnat visto en rápida ojeada a tan sólo alguna de sus múltiples actividades. 

Estaremos encantados siempre, de abrir nuestras puertas a visitas y nuevos alumnos.